Blog de Sende Zarza

Un grupo de personas haciendo periodismo

Mes: enero 2018

Rescatando refranes de gran utilidad

Si no te sabes una gran cantidad de refranes aún estás a tiempo, porque estos dichos resultan muy útiles en diversos momentos de nuestras vidas, incluso no solo nos ayudan de una manera auto reflexiva, sino que también sirven para orientar a otros, que veamos reflejados en las situaciones que plantean algunos de estos proverbios.

Entre las circunstancias en las que son oportunas estas frases podemos mencionar, cuando vemos a alguien dirigiéndose por un mal camino, en especial si es un ser querido, como un hijo, un familiar cercano o algún amigo; también para dar consejos relativos al mundo de los negocios; no faltan los que tocan el tema del amor de pareja o sus típicos conflictos; hasta los relacionados con la comida; entre otros de sumo interés.

A continuación algunos refranes significados rescatados para motivarte a investigar un poco más y amplíes tu repertorio de estos singulares dichos populares, que con tanta sabiduría nos han dejado nuestros antepasados y que se mantienen útiles, independientemente de la época, avances y modernidad que se vaya alcanzando.

  • “El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra”: proveniente del más sabio de la historia de la humanidad, de Jesucristo, documentado en la Biblia. Nos indica que no deberíamos juzgar a los demás porque nosotros también cometemos errores, por lo tanto, no tenemos la moral para tratar con severidad a otros.
  • “Lo bueno no se valora hasta que se pierde”: cuántas cosas poseemos, o con cuántos maravillosos seres contamos, pero no les damos el valor justo, sin embargo, cuando los perdemos o se alejan, es que caemos en cuenta de su grandiosidad, y esa falta de apreciación nos pesará bastante con esa eventual ausencia. En función de ello, empecemos a tomar conciencia de lo que disponemos en la actualidad.
  • “Bien predica quien bien vive”: el mejor discurso no se dice con palabras, sino con acciones, dar el ejemplo de lo que creemos con nuestra manera de actuar será la principal forma de exponerlo a los demás, si queremos que sigan nuestros pasos, así seremos coherentes con lo que digan nuestros labios.

“Cada cual en su casa y Dios en la de todos”: lo que este refrán quiere decir, es que cada quien debe velar por los problemas de su casa, sin meterse en los asuntos ajenos, eso hay que dejárselos a ellos y a Dios. En resumidas cuentas, hay que respetar la privacidad.

Salir de compras

Me encanta salir de compras, lamentablemente por razones de trabajo no puedo hacerlo todo lo que quisiera pero no me importa porque disfruto mucho con mi trabajo, mi puesto de trabajo es de dependiente en una tienda de moda en un gran centro comercial de la ciudad. No es que sea el trabajo de mi vida, pero dejé los estudios antes de tiempo y todavía no he podido retomarlos. La cuestión es que en el trabajo veo prácticamente de todo. Se puede aprender mucho trabajando de cara al público, sobre todo en lo referente a las personas, se aprende a identificar a las personas, a las que son agradables, a las que aparentan una cosa y luego son otras, a las que son de poco fiar y a las que se puede engañar fácilmente.

Cuando estoy en caja cobrando a los clientes me fijo mucho en las caras, en los gestos, en las maneras de moverse. Se puede diferenciar perfectamente a las personas con un simple hecho. En el mostrador tengo un display metacrilato con folletos explicativos de las ventajas que tiene usar la tarjeta de nuestra tienda, este display está colocado justo en la zona más accesible para que todo el mundo pueda coger un folleto, hay personas que cogen uno, lo miran y lo vuelven a dejar en su sitio, otras lo cogen ven que no les interesa y lo dejan de mala manera, no se preocupan por volver a colocarlos, otros van con niños, estos sacan todos los papeles y allí se quedan no son capaces de colocar lo que sus hijos han descolocado, hay personas que ni siquiera los tocan y otros que los golpean con las bolsas y las prendas y los dejan caer, algunos de estos ni siquiera se molestan en volver a colocarlos y otros te piden perdón amablemente y se desviven por dejarlo tal y como estaban.

He llegado a la conclusión de que nos dividimos en tres grupos, los despreocupados, los pasotas y los gentiles. De todo tenemos que estar en la vida, sería una agonía si todos fuéramos iguales y hay es en donde está el atractivo de la raza humana, en la diversidad. Ahora bien, el ser distintos no tiene nada que ver con ser un mal educado o un soberbio que no ve por encima de su nariz, muchas personas se creen mejor que otras y nunca he sabido porque.

Con los desguaces no hay cabida para los descuidos

Tener un camión representa una gran responsabilidad para sus dueños y choferes, por ende, deben estar pendientes de un minucioso cuidado en todos los aspectos. Desde la revisión de los fluidos que lubrican los diversos sistemas que hacen funcionar la máquina, hasta la condición de los neumáticos. Cada parte cuenta y un fallo puede desencadenar una serie de complicaciones que pongan en riesgo al conductor, a la carga que transporta y a cualquier otro bien o persona que esté cerca del mismo.

Puede ser que con nuestros coches de uso particular tengamos cierto grado de flexibilidad, cosa que tampoco es aconsejable, pero quizá dependiendo del problema se pueda posponer, o dejar estacionado mientras se solventa. Cuando se trata de un camión esa facilidad cambia, si lo dejamos aparcado dejaremos de recibir dividendos por los servicios que presta, mermando las ganancias. Y si se conduce con la irregularidad se convierte en un potencial peligro.

En función de lo anterior hay que buscar la manera de evitar cualquier inconveniente, pero no es menos cierto que el precio de lo que tiene que ver con el sector automotriz está por las nubes, ni hablar de los repuestos específicos para camiones, que pueden alcanzar valores que arrasan con gran parte de las ganancias. Esto no ha de significar de ninguna manera que le demos cabida a los descuidos.

Afortunadamente existen los desguaces para camiones, que no son más que establecimientos dedicados exclusivamente a recuperar piezas de otros que han sido dados de baja. Esta procedencia puede preocupar a muchos, no obstante, no hay porqué inquietarse, pues todo este negocio está regulado por leyes y normas estrictas, para garantizar a los usuarios un uso confiable de lo que comercializan.

Principales precauciones a tener en cuenta

  • Condición del sistema de frenado, hay que corroborar que responda tal y como corresponda, si se percibe que está fallando hay que remplazar la pieza desgastada o averiada.
  • Nivel de aceite y refrigerante, sumamente importante para lubricar y mantener la temperatura adecuada, tanto del motor como de otras partes que requieren de tales fluidos.
  • Neumáticos, es aconsejable verificar que tengan la presión debida, así mismo es menester validar el estado del que llevamos de repuesto y que contemos con el sistema de elevación apropiado para el peso en cuestión y un dispositivo de señalamiento, si tenemos que detenernos en medio de la vía para advertir a otros conductores de nuestra situación.

Llevar un kit de herramientas básicas.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén