Una pala de ping pong es el instrumento más importante del jugador, debido a que será con lo que golpee la pelota al momento de jugar.

Esta pala pude ser de cualquier tamaño o forma siempre y cuando este en un 85% hecha de madera y sea completamente plana, de forma que pueda golpear de forma correcta la pelota.

La hoja que esta encargada de golpear la pelota puede tener una superficie con algunos picos de goma que sobresalen poco o incluso pueden llegar a medir 2mm. Estas hojas deben ser de un lado rojo y del otro lado negro.

Cada persona tiene un estilo diferente por lo que las palas de ping pong pueden variar en estilos, formas, tamaños, pesos, modelos e incluso con mangos distintos, cada uno en especifico creados para el tipo de nivel o categoría en el que se encuentre un jugador.

Ya que es obvio que ningún profesional jugaría con la pala de entrenamiento de un principiante. Existen puntos que deben estar claros para elegir una pala. Ya sea la madera o la goma que cubre la misma, tienen diseños que pueden causar efectos, control y velocidad distintos.

De esta forma se puede decir que los tipos de palas se dividen en el nivel de experiencia del jugador, quedando como:

  • Nivel principiante: donde el jugador aprende como jugar, las reglas y sus fundamentos, por esto se requiere una pala que sea más fácil de usar y mas cómoda, con un tipo de mango recto y con una goma lisa. De forma que el aprendiz mejore su precisión.
  • Nivel intermedio: Donde se perfeccionan los métodos que usa el jugador, desde las jugadas hasta los instrumentos que usa. Para este nivel existen diseños específicos que mejoran el uso y la técnica del jugador.
  • Nivel avanzado: Donde las palas son de mayor tecnología, con gomas intercambiables, mangos más suaves y cómodos, que garanticen una mejor velocidad y control al jugador.

Para elegir una pala especifica se puede seguir una serie de pasos que garanticen que se elija la mejor opción:

  1. Elegir el agarre que se usará para la pala, de forma que cuando se haga el saque, la mano del jugador se encuentre lo más cómoda posible.
  2. Utilizar palas para principiante o de juguetes que entrenen el movimiento del jugador.
  3. Una vez que el jugador se haya adaptado a los movimientos y a un nivel de juego mayor, se recomienda cambiar a una pala de competencia que pueda acostumbrar al jugador a las distintas tecnologías que se ofrecen en la actualidad para elegir la pala adecuada.

En las palas, también influye la textura de la goma al igual que su grosor, debido a que esta puede o no generar una mayor velocidad y mayor control de los golpes por parte del jugador. Algunas gomas pueden ser intercambiadas por el desgaste o por personalizarla.

Los jugadores de mayor rango recomiendan que las mejores palas están hechas especialmente a su gusto con materiales que faciliten su uso.

Si quieres saber más haz click en el siguiente enlace: elegir tu pala de ping pong