Cuando se tiene un negocio propio y tanto dinero invertido en él, por supuesto se hace todo lo posible porque prospere y no decaiga por nada del mundo. Cualquier tipo de detalle cuenta y no se debe dormir una nunca en los laureles, en un mundo en el que la competencia está a la orden del día se debe dedicar tiempo y esfuerzo para que todo funcione de verdad como se quiere. Como bien digo cada detalle es importante, el trato con la gente es primordial, a mí desde luego no me gusta llegar a una oficina y que el empleado que me atiende lo haga mal, ni que desde luego ande muy desaliñado, cuando buscamos información en una oficina o queremos que nos arreglen algún tipo de documento es importante que, la persona que lo va hacer sepa perfectamente lo que hace y que nos atienda con agrado y no pagando sus problemas personales con nosotros, sin dudas a eso se le llama profesionalidad y es lo que yo pretendo encontrar en mis empleados.

Por supuesto para que un negocio vaya bien se debe mirar mucho por los gastos ya que unos gastos excesivos pueden hacer resentirse los cimientos y no ir por el buen camino. Con ahorrar en una oficina me refiero no solo a las máquinas que no se utilizan apagarlas sino también al buen uso del material para que no haya que comprarlo en balde. En muchas ocasiones he podido ser testigo del despilfarre que se puede hacer con los folios cuando en realidad el problema no es del papel si no de la impresora, empleados que no miran por el bienestar de la empresa y que tiran de manera descontrolada el material sin fijarse de verdad en el problema. Desde luego yo  no soy una persona que va detrás de sus empleados para ver como tratan el material ya cuando entraron a trabajar les explique la manera en la que se debe cuidar el material para después no encontrarnos con gastos excesivos, por eso con la ayuda de un buen sitio de venta de material de oficina y las pautas seguidas por mis empleados puedo decir que hemos encontrado la manera fácil de poder ahorrar en material ganando todos de esos beneficios. Desde luego no es tan difícil y con paciencia se puede llegar a lograr.